Halitosis

Qué es y cuáles son sus síntomas

Copyright - Aviso legal

Causas en el tubo digestivo

Aunque exista la creencia generalizada de que la halitosis con origen en el estomago sea una de las principales causas, se ha verificado que las halitosis relacionadas con el tubo digestivo son poco frecuentes.

Sin embargo, la infección por la bacteria Helicobacter pylori puede provocar halitosis pues algunas cepas poseen la capacidad de producir CSVs. Un estudio observó que, de 46 pacientes con síntomas de halitosis, acidez e hiperplasia lingual, 87% poseían la bacteria. No obstante, esta bacteria posee una elevada prevalencia en la población y no siempre se manifiesta a través de síntomas. También existe asociación entre la presencia de H. pylori oral con periodontitis y halitosis. Un estudio con 50 pacientes obtuvo asociación entre halitosis y presencia de H. pylori estomacal, identificada a través de la biopsia de la mucosa gástrica y prueba del aire espirado 14C-ureia, en pacientes periodontalmente sanos.

Aunque con menor frecuencia, considerando la elevada prevalencia en la población de algunas de las condiciones siguientes, existen casos de halitosis asociada a la gastritis, úlceras gastroduodenales, reflujo gastroesofágico, divertículo de Zenker, enfermedad inflamatoria intestinal, presencia de cuerpo extraño de la faringe, hernia del hiato, eructaciones, vómitos y neoplasias.

Aún así, un cuestionario a 1.551 pacientes asoció significativamente autopercepción de halitosis con síntomas gastrointestinales. Frecuentemente, los disturbios del foro digestivo generan autopercepción de halitosis, es decir, causan molestias a los pacientes (ej.: mal gusto, sensación de ardor) que los hace creer padecer de mal aliento. Sin embargo, en la gran mayoría de los casos, nadie alrededor lo siente (pseudohalitosis).